Devoluciones

Sólo los productos GORE-TEX® cumplen la promesa GUARANTEED TO KEEP YOU DRY™. Si tienes problemas con tu prenda o calzado, consulta esta guía para resolverlos.

Para las devoluciones bajo garantía, contacta con nosotros y recibirás, en caso necesario, un número de autorización.

Prendas
Calzado

Prendas GORE-TEX®

Calzado GORE-TEX®

  • El calzado parece que tiene fugas.

    ¿Sensación de humedad? Revisa la siguiente lista de consejos para disfrutar de unos pies secos y cómodos con tu calzado GORE-TEX®.

  • ¿Llevas unos calcetines apropiados?

    Aunque los calcetines de lana y algodón pueden parecer una buena opción, generan humedad y, por lo tanto, sensación de incomodidad. Estas fibras naturales retienen el sudor hasta mojar los calcetines. No facilitan la evacuación del sudor. Lo mejor son las fibras sintéticas y las nuevas mezclas técnicas de lana, diseñadas para absorber la humedad y evacuarla a través del calzado en forma de vapor de agua.

  • ¿El aislamiento del calzado es apropiado?

    Unas botas muy aislantes pueden hacer sudar los pies y generar mucha humedad en el interior del calzado. Se recomienda consultar el nivel de aislamiento requerido para cada actividad y las condiciones climáticas previstas. También es importante que los calcetines no sobrecalienten los pies.

  • ¿Entra agua por arriba?

    Si el agua salpica los calcetines o el pantalón, el calzado puede mojarse debido al efecto de capilaridad. Esto provoca sensación de humedad e incomodidad. En tales casos, unas polainas ayudan a mantener el agua a raya cuando se camina bajo la lluvia o se cruza un río de excursión.

  • ¿El cuidado del calzado es apropiado?

    Un buen mantenimiento ayuda a proteger la impermeabilidad de la membrana GORE-TEX®. Sacudir la arena y la suciedad del interior del calzado para evitar que dañe el forro. Debe evitarse el contacto con alambradas, clavos o cualquier otro objeto afilado. ¡Y hay que llevar las uñas cortas para que no dañen el forro!

  • He seguido los consejos anteriores y sigo teniendo problemas con mi calzado.

    Si no has conseguido resolver el problema de tu calzado o crees que tiene fugas, contacta con la tienda más próxima. Enviarnos un correo electrónico y recibir, en caso necesario, un número de autorización para devoluciones.