CUIDA DE TUS PIES

LOS PIES SON UNA DE LAS PARTES DEL CUERPO QUE MÁS SE USAN. APRENDAR A CUIDARLOS ES MUY IMPORTANTE.

APRENDE A CUIDAR TUS PIES.

HIGIENE

Hay que lavar bien los pies para eliminar el sudor y la suciedad. Es preferible lavarlos al final de la jornada, ya que si lo hacemos por la mañana antes de caminar, la piel puede quedar húmeda y arrugada y es más fácil que aparezcan ampollas.

HIDRATACIÓN

Usaremos crema hidratante los días o semanas previos a empezar el camino para evitar la formación de callosidades o grietas, sobre todo en los talones y las zonas de mayor fricción. Aplicaremos vaselina o similares para lubricar antes de comenzar cada etapa del camino y así intentar prevenir la formación de ampollas

CUIDAR LAS UÑAS

Debemos cortar las uñas cortas y rectas, evitando aristas que pueden dañar los dedos contiguos y limando bien los bordes.

REFRESCAR BIEN LOS PIES

Durante jornadas largas podemos refrescar los pies en alguna fuente o riachuelo con la precaución de secarlos muy bien (lo mejor es dejarlos unos minutos para que se sequen al aire libre). Nos ayudará a mejorar la circulación y oxigenar la piel.

MANTENER LOS PIES SECOS

Si es necesario, podemos cambiar los calcetines a media jornada. Recomendamos el uso de calcetines técnicos de fibras que expulsen el sudor y evitar los de algodón y lana que absorben la humedad.

USAR UN CALZADO ADECUADO

Elegir el calzado adecuado marcará  la diferencia entre disfrutar o no del camino. El calzado con tecnología GORE-TEX SURROUND®  garantiza una transpirabilidad 360º y una impermeabilidad duradera.

Gore-tex Newsletter