Productos GORE-TEX®

 

 

Prendas técnicas GORE-TEX®
Prendas ignífugas y termorresistentes
Calzado
Guantes GORE-TEX®

Importante: Otros componentes de la prenda pueden verse afectados por el cuidado de un tejido específico. Consultar las instrucciones de cuidado de la etiqueta.

Mantenimiento

  • Mantener limpia la ropa de protección.
  • Las manchas de grasa y polvo pueden afectar el rendimiento de la prenda.
  • No frotar la prenda en el caso de manchas difíciles.
Lavado

La ropa de protección debe lavarse por separado para evitar depósitos de partículas extrañas sobre el tejido exterior (p. ej. partículas de algodón o hilos). Ello también minimiza la contaminación del entorno. La ropa de protección debe lavarse del derecho (la bandas reflectantes por fuera) para obtener un lavado óptimo. Antes del lavado, deben vaciarse los bolsillos y eliminarse las piezas metálicas desmontables (p. ej. ganchos) y las inscripciones de la espalda. Cerrar y cubrir todos los cierres de Velcro® para evitar daños en el tejido o depósitos de partículas extrañas. Respetar la capacidad de carga de la lavadora siguiendo las instrucciones del fabricante. Por norma general, no se debe llenar más de 2/3 del tambor en cada lavado. Temperatura de lavado: Seguir las instrucciones de cuidado y lavado del fabricante. Ciclo de lavado: programa para tejidos sintéticos con prelavado. Usar el detergente especificado.

Detergente

Usar detergente para ropa de color. No usar detergentes con un pH muy alto o bajo. No usar lejía. No usar suavizante.

Eliminación de manchas
Aplicar un tratamiento quitamanchas antes del lavado. Seguir las instrucciones de prelavado del fabricante. Aclarar bien.
Aclarado

Durante el proceso de aclarado deben eliminarse todos los residuos de detergente, que son alcalinos y potencialmente inflamables. Para ello son necesarios cuatro aclarados. Los programas de lavado domésticos suelen incluir tres aclarados. En tal caso, repetir el programa de aclarado.</dd>

Centrifugado
La ropa de protección puede centrifugarse. Centrifugar las prendas del revés (forro hacia fuera).
Lejía
No utilizar lejía. La lejía daña los tejidos y no blanquea.
Secado

La ropa de protección puede secarse en la secadora. Se recomienda usar la secadora para mantener el tratamiento repelente al agua. Meter las prendas en la secadora del derecho (con las bandas reflectantes hacia fuera).

Planchado

Planchar a temperatura media (dos puntos) sin vapor. Cubrir las bandas reflectantes con un paño antes de su planchado para protegerlas.

Lavado en seco

No usar detergentes ni aditivos con un pH muy alto o bajo. Antes del lavado, cerrar o cubrir todos los cierres de Velcro® para evitar daños en el tejido o depósitos de partículas extrañas. Se recomienda el lavado en seco para las prendas de protección muy sucias. El lavado en seco es especialmente eficaz para las manchas no solubles en agua (p. ej. grasa y alquitrán). Evitar el uso de detergentes. El lavado en seco debe ser realizado por un especialista. Se recomienda el uso de percloroetileno (PER) o hidrocarburos. Antes de utilizar una prenda de protección tras su lavado en seco, debe comprobarse que no contenga restos de disolvente. No grapar etiquetas en la prenda para evitar daños a la membrana GORE-TEX®.

Almacenamiento

Para evitar el descoloramiento de los equipos de protección, no guardarlos en un lugar expuesto a la luz del sol o a otras fuentes de radiación UV. No guardar la ropa de protección si está mojada. Es responsabilidad del usuario asegurar que las distintas capas del equipo de protección estén en perfecto estado durante todo su ciclo de vida. Desechar las prendas defectuosas.

Reciclado

Las prendas que ya no se utilicen pueden reciclarse tras su lavado según lo arriba indicado. Para más información, contacte con su distribuidor.

Importante: Otros componentes de la prenda pueden verse afectados por el cuidado de un tejido específico. Consultar las instrucciones de cuidado de la etiqueta.

Mantenimiento

  • Mantener limpia la ropa de protección.
  • Las manchas de grasa y polvo pueden afectar el rendimiento de la prenda.
  • No frotar para eliminar las manchas difíciles.
Lavado
La ropa de protección debe lavarse por separado para evitar depósitos de partículas extrañas sobre el tejido exterior (p. ej. partículas de algodón o hilos). Ello también minimiza la contaminación del entorno. La ropa de protección debe lavarse del derecho (la bandas reflectantes por fuera) para obtener un lavado óptimo. Antes del lavado, deben vaciarse los bolsillos y eliminarse las piezas metálicas desmontables (p. ej. ganchos) y las inscripciones de la espalda.
Cerrar y cubrir todos los cierres de Velcro® para evitar daños en el tejido o depósitos de partículas extrañas. Respetar la capacidad de carga de la lavadora siguiendo las instrucciones del fabricante. Por norma general, no se debe llenar más de 2/3 del tambor en cada lavado. Temperatura de lavado: Seguir las instrucciones de cuidado y lavado del fabricante. Ciclo de lavado: programa para tejidos sintéticos con prelavado. Para los lavados domésticos, usar los programas y el detergente especificados.
Detergente
Usar detergente para ropa de color. No usar detergentes con un pH muy alto o bajo. No usar lejía. No usar suavizante.
Eliminación de manchas
Aplicar un tratamiento quitamanchas antes del lavado. Seguir las instrucciones de prelavado del fabricante.Aclarar bien.
Aclarado

Durante el proceso de aclarado deben eliminarse todos los residuos de detergente, que son alcalinos y potencialmente inflamables.Para ello son necesarios cuatro aclarados. Los programas de lavado domésticos suelen incluir tres aclarados. En tal caso, repetir el programa de aclarado.

Centrifugado
La ropa de protección puede centrifugarse. Centrifugar las prendas del revés (forro hacia fuera).
Lejía
No utilizar lejía. La lejía daña los tejidos y no blanquea.
Secado

La ropa de protección puede secarse en la secadora. Se recomienda usar la secadora para mantener el tratamiento repelente al agua. Meter las prendas en la secadora del derecho (con las bandas reflectantes hacia fuera).

Planchado

Planchar a temperatura media (dos puntos) sin vapor. Cubrir las bandas reflectantes con un paño antes de su planchado para protegerlas.

Lavado en seco

No usar detergentes ni aditivos con un pH muy alto o bajo. Antes del lavado, cerrar o cubrir todos los cierres de Velcro® para evitar daños en el tejido o depósitos de partículas extrañas. Se recomienda el lavado en seco para las prendas de protección muy sucias. El lavado en seco es especialmente eficaz para las manchas no solubles en agua (p. ej. grasa y alquitrán). Evitar el uso de detergentes. El lavado en seco debe ser realizado por un especialista. Se recomienda el uso de percloroetileno (PER) o hidrocarburos. Antes de utilizar una prenda de protección tras su lavado en seco, debe comprobarse que no contenga restos de disolvente. No grapar etiquetas en la prenda para evitar daños a la membrana GORE-TEX®.

Almacenamiento

Para evitar el descoloramiento de los equipos de protección, no guardarlos en un lugar expuesto a la luz del sol o a otras fuentes de radiación UV. No guardar la ropa de protección si está mojada. Es responsabilidad del usuario asegurar que las distintas capas del equipo de protección estén en perfecto estado durante todo su ciclo de vida. Desechar las prendas defectuosas.

Reciclado

Las prendas que ya no se utilicen pueden reciclarse tras su lavado según lo arriba indicado. Para más información, contacte con su distribuidor.

Limpieza
Limpiar el calzado con un paño o cepillo y agua templada. El fabricante puede recomendar un tratamiento específico para la piel. Sacudir la arena o la suciedad del interior del calzado. En caso necesario, extraer la plantilla y sacudirla.
Secado
Secar al aire a una temperatura moderada. Evitar el contacto directo con fuentes de calor. También puede utilizarse un secador de botas por aire.
Eliminación de manchas
Seguir las instrucciones del fabricante.
Lavado

Guantes textiles: Seguir las instrucciones del fabricante. Lavar a mano o a máquina con agua caliente. Escurrir el agua del guante apretando ligeramente desde la punta de los dedos hasta la muñeca. No retorcer el guante. Guantes de piel y guantes de piel-textil. Seguir las instrucciones del fabricante.

Lavado en seco
Seguir las instrucciones del fabricante.
Secado
Dejar secar con los dedos hacia arriba.
Eliminación de manchas
Aplicar un tratamiento quitamanchas antes del lavado. Seguir las instrucciones de prelavado del fabricante. Aclarar bien.